Usted está aquí

PROYECTO PARA UN LENGUAJE DE PATRONES GRUPALES

¿Por qué estamos haciendo esto? Nuestro mundo está basado en gran medida en el diálogo. Toda acción que implique a más de una persona proviene de una conversación que genera y refleja dicha acción. Si nuestro mundo está basado en conversaciones, entonces es fundamental crear y apoyar dichas conversaciones para dar forma a un mundo que funcione.
Diseñar y conducir bien reuniones grupales es vital para nuestro futuro común. Este proyecto surgió en torno a una visión compartida de que nuestra supervivencia como especie depende de nuestra habilidad para trabajar y vivir juntos, de nuestra capacidad para descubrir y crear procesos de grupo que sean efectivos, a la vez que apoyan y afirman la vida.

Las siguientes creencias guían nuestro trabajo:

  • En un mundo en transición y profunda necesidad, creemos que el trabajo de los facilitadores, tanto formales como informales, puede marcar una gran diferencia respecto a la calidad y los resultados de las conversaciones fundamentales. Por ello aceptamos la responsabilidad, como facilitadores y participantes en procesos grupales, de actuar por el bien común.
  • Esperamos de las personas que convocan grupos una total transparencia respecto a los motivos y los resultados esperados de las sesiones que organizamos y facilitamos. Con honestidad y humildad, nos esforzamos por mejorar continuamente la calidad de nuestro trabajo.
  • Elegimos suponer lo mejor de las personas. Creemos que la gente crece cuando se le da una oportunidad real de auto-gestionarse, de colaborar y de tomar decisiones colectivamente, en igualdad y respeto. Puesto que los problemas a los que nos enfrentamos actualmente, a nivel global y organizacional, son cada más complejos y están más interconectados, nos necesitamos cada vez más unos a otros. Los retos a los que nos enfrentamos están más allá de lo que pueden resolver simples líderes o expertos. Creemos en el poder compartido y en que somos más sabios cuando trabajamos juntos.
  • Creemos que los procesos de grupo efectivos son aquellos que responden claramente al propósito para el que han sido convocados. Respetamos la energía vital de los participantes generando procesos que utilizan el tiempo de forma productiva, y que se desarrollan en sesiones cooperativas con un alto nivel de compromiso, logro y conexión. Nos basamos en la experiencia y el conocimiento previos para crear diseños elegantes, a la vez que permanecemos flexibles y abiertos al cambio según dicten las circunstancias, la voluntad de los participantes y el flujo de los acontecimientos.
  • Buenos procesos crean comunidades fuertes. Nuestro trabajo es un acto de amor al servicio del mundo.