Usted está aquí

Esperaba que atardeciera en un banco del parque. Tocaba la orquesta del café y yo me dedicaba a mirar con mi amiga los vestidos de las mujeres que pasaban, y veía pasar también al Nini y a Giovanni, pero no nos decíamos nada. Me reencontraba con ellos fuera de la ciudad, en el camino polvoriento, mientras las casas se iluminaban a nuestras espaldas y la orquesta del café comenzaba a sonar con más fuerza y alegría. Caminábamos por la campiña, junto al río y los árboles. Llegábamos a casa. Yo odiaba nuestra casa. Odiaba la sopa de verduras amarga que nos ponía mi madre todas las noches, y odiaba a mi madre. Me habría avergonzado de ella si me la hubiese encontrado en la ciudad.
El camino que va a la ciudad y otros relatos, Natalia Ginzburg (Acantilado, 2019)
 

(No) todo lo que cabe en un curso

Parecía que no terminarían nunca... Ni de lejos lo más importante, las obras han marcado este curso dentro y fuera del local. En junio de 2018 se empezaba a abrir un boquete en el patio que alojaría nuestro flamante ascensor, y poco más tarde empezaba la remodelación de aceras (y así todas navidades...).

Nuestro ascensor para completar la movilidad de la primera planta es ya una realidad, que se ha inaugurado extraoficialmente. A la vez, hemos aprendido la muletilla “la puerta azul”, para indicar dónde está el aseo. 

En el curso que se acaba nos ha crecido la familia, en sujetos de pocos kilogramos de masa también conocidos como bebés; aparte de los personajes que veis corretear con libros por Duque de Alba 13, disponemos ya de un ejército de doce criaturas. 

El curso no ha estado exento de nubarrones, y a la vez con grandes demostraciones en la calle. Una segunda huelga feminista el 8M (por si alguien se pregunta ¿Qué quiere el movimiento feminista?, he aquí el argumentario madrileño); un año más de resistencia de La Ingobernable, un Orgullo que volvió a ser político y rebelde como siempre fue... También hemos celebrado el cumpleaños número 13 de Territorio doméstico, que hicieron un disco y un gran acto de celebración. Nos alegramos con los compañeros de Ecologistas en acción y otros colectivos que han logrado revertir el desmantelamiento de Madrid Central.

Ha sido un curso de recuperaciones para la editorial Traficantes de sueños, por ejemplo con Memorias de un revolucionario, la reedición del clásico feminista de Adrienne Rich Nacemos de mujery el trabajo de recopilación de materiales e historia de la campaña Salario para el trabajo doméstico; aunque todo comenzó con el nuevo libro de Emmanuel Rodríguez La política contra el Estado.
 
Otros textos han marcado estos meses, con mayor o menor sorpresa, y hemos estado felices de poder recomendarlos una y otra vez El pensamiento monógamo y terror poliamoroso, La vida en el centro, Los asquerosos, Lectura fácil, El colapso de la modernización, la recuperación de Maryse Condé, el nuevo libro de Paul B. Preciado, Air BNB, Los cuidados...

En los márgenes del mundo libresco, hemos incorporado un periódico feminista de ilustración de reciente aparición, Femiñetas y el juego Commonspoly, que se ha unido a los ya clásicos Ladrillazo y Feminismos reunidos en la oferta.

Las tardes de Duque de Alba están marcadas por las actividades y charlas, desbordadas un curso más. En torno al amor romántico y su crítica, tuvimos tres actividades con llenazo: Brigitte Vasallo, las autoras del fanzine Mitos del amor romántico y Coral Herrera, transformando mitos. Hasta el siglo XIX nos fuimos a tratar las ideas fundamentales de El apoyo mutuo de Kropotkin con Yayo Herrero y Emmanuel Rodríguez. Invitamos a Francesc Tur para que nos contase todo lo que sabe sobre El bibliocausto en la España de Franco.
 
Varias sesiones han abundado en el pensamiento decolonial y el antirracismo, como Daniela Ortiz que vino a presentar El ABC de la Europa racista y Karina Ochoa sobre la relación entre la anticolonialidad y los feminismos.
 
La memoria histórica y el exilio argentino fueron protagonistas con la presentación de TransterradasCasi cerrando el curso, varios activistas nos contaron sus Vidas trans en primera persona y veintitantas poetas se declararon Insumisas.

En el mes de marzo, regresó Silvia Federici en una gira por varias ciudades, con quien también pusimos en marcha el I Encuentro Feminista sobre la Historia de la Caza de Brujas en Navarra junto a Katakrak; de ahí salió la Campaña por la memoria de las mujeres perseguidas por brujería.

Asimismo, hemos contado con visitas estelares de autores como Keeanga Yamahtta Taylor, Nancy Fraser, Sandro Mezzadra y Suely Rolnik, que presentó en distintos espacios el libro Esferas de la insurrección (Tinta limón).

Hemos comprobado la necesidad que tenemos de Filosofía de combate: la propuesta de curso se llenó en un par de días y tuvimos que duplicarlo en aula virtual. De entre los cursos de Nociones Comunes, por público y ganas de participación destacamos la segunda edición de En tu interior.

No todo ha sucedido entre las paredes del local. Como siempre nos desplazamos a la Feria del Libro de Madrid entre mayo y junio, pero además diversas células de Traficantes han llevado libros hasta la II edición de la Feria del Libro Político de Madrid, el I Festival Antirracista organizado por SOS Racismo, la feria Veganstreet, la Literal en Barcelona y la Fira de València, entre otros espacios.

Se cumplió el primer aniversario de la muerte de Mame Mbaye, víctima del racismo institucional y las políticas contra los migrantes, y también se ha recordado el primer año desde el asesinato de la activista brasileña Marielle Franco; este curso hemos tenido que despedir a Nanni Ballestrini y Antonio Lozano, a quienes no queríamos dejar de recordar. 

No es todo lo que cabe en un curso. Recontamos para volver a compartirlo. El curso que viene traeremos mucho más, y para ello ya estamos afilando los cuchillos (esta es una de las canciones que han salido de la movilización popular surgida en Puerto Rico que ha logrado estos días la dimisión del gobernador Ricky Rosselló).


Si me quieres escribir...

¿Nos enviáis una postal?

Horteras, artísticas, intervenidas o de souvenir playero, todo nos vale.

En la postal este año nos tenéis que contar esa revuelta que haya sucedido en verano (ya sea austral o meridional). Valen alzamientos, insurrecciones, revoluciones, acciones, ataques, huelgas, okupaciones, encuentros fortuitos en mayor o menor grado que hiciesen saltar todo por los aires (no nos valen, pues, fechas de nacimientos y muertes de personajes y heroínas, por muy relevantes que hayan sido para los cambios acaecidos).

A la atención simpática y altamente revolucionaria de las libreras:

Librería Traficantes de Sueños
c/ Duque de Alba 13
28012 Madrid


¿Para qué ir a comprar al supermercado cuando puedes comprar el supermercado? Una nueva propuesta surge en Lavapiés, y os la dejamos por aquí con sus palabras:

"Va de un supermercado en el que una parte de los trabajos serán realizados por los/las cooperativistas colaborando solo con 3 horas al mes. Un supermercado cooperativo en el que pondremos especial atención tanto al origen de los alimentos como de los productos y a su elaboración o producción; en el que además, quienes los producen podrán ser también socios/as y, en el que tendremos igualmente en cuenta el empaquetado, el reciclado, el desperdicio y los residuos".


Vacaciones

... ahora sí, dejamos de decir que nos vamos, y nos vamos: cerramos el 1 de agosto y volvemos el 2 de septiembre.

Durante el mes de agosto, si realizas una compra en la web no podremos atenderla hasta el regreso (siempre nos comunicaremos antes de servir el pedido).