Inicio > Libros > BIENES COMUNES Y DEMOCRACIA. CRÍTICA DEL INDIVIDUALISMO POSESIVO
Imagen de cubierta: BIENES COMUNES Y DEMOCRACIA. CRÍTICA DEL INDIVIDUALISMO POSESIVO

BIENES COMUNES Y DEMOCRACIA. CRÍTICA DEL INDIVIDUALISMO POSESIVO

RAMIS OLIVOS, ÁLVARO

Libro
ISBN: 
978-956-00-0893-0
Editorial: 
LOM
Coleccion del libro: 
Sin Colección
Idioma: 
Castellano
Número de páginas: 
428
Dimensiones:
140x210
Estado: 
Disponible
Materia: 
PENSAMIENTO
33,00€
Votos: 0

Durante los últimos siglos se ha impuesto una noción de la propiedad que ha subordinado la capacidad humana de cooperar y compartir. Sin embargo, las personas seguimos siendo capaces de tener y estar en común. La propiedad compartida no está condenada a la tragedia, sino que es la única vía que permite trascender los límites de un individualismo posesivo que, poco a poco, empieza a revelar sus enormes límites sociales y ecológicos, pero también económicos y productivos.

El surgimiento de tecnologías innovadoras y el desarrollo de nuevos paradigmas teórico-críticos nos permiten atisbar el umbral de un profundo cambio en el capitalismo que, empujado por sus propios límites, empieza a transformarse en algo diametralmente nuevo. En el centro de esta mutación, el estudio de la noción de «bienes comunes» permite articular un campo de aproximaciones teóricas y prácticas fértiles para empujar este proceso. «Lo común» se vislumbra como una «teoría procedimental de la justicia» que abre a una «tercera dimensión institucional», más allá del Estado de bienestar o del Estado mínimo.
Bienes comunes y democracia nos abre a esta racionalidad, capaz de valorizar aspectos de la relacionalidad humana que explican el funcionamiento de las economías colaborativas, del don y de la reciprocidad, y propicia una comprensión de «lo común» que evoluciona desde un plano cotidiano, experiencial y espontáneo, hasta su manifestación como realidad institucional altamente compleja y diferenciada.

A la vez, el libro somete a este proceso a un exhaustivo juicio ético-crítico, advirtiendo que no toda forma de cooperación es siempre virtuosa, obligándonos a afinar nuestra mirada en la búsqueda de una práctica colaborativa que haga del ser humano, en cada momento, un fin en sí mismo.

Recomendaciones