EL CAMINO DE LAS ORDALÍAS

Imagen de cubierta: EL CAMINO DE LAS ORDALÍAS
Price: 15,00€
Este libro tiene disponibilidad inmediata
Libro de la Distribuidora Traficantes de Sueños
Idioma: 
Castellano
Número de páginas: 
248
Dimensiones: 190 cm × 110 cm × 0 cm
Fecha de publicación: 
ISBN: 
978-84-87198-22-9

El autor relata en esta obra su experiencia de preso político: entre cuatro paredes, la literatura no es un pasatiempo voluptuoso y halagador para el que escribe, como sucede en tiempos de bonanza histórica, sino que deviene acto solemne y peligroso.

«Laâbi, indesmayable luchador, viejo lobo carcelario, poeta y hombre de letras, ofrece, desde su visión personal asentada en el penar personal (reflejo y denuncia), la visión de una realidad hoy ocultada por doble vía. Por un lado, la que viene desde el exterior -Marruecos, paraíso de exotismo dictado por el turismo-; por otro, la mordaza del autoritarismo? Sin excusas, léase».

Ramón Acín, «Desde pequeñas editoriales», Heraldo de Aragón, 16/3/1995

«El autor asume ahora ?como un "trágico privilegio"? la herencia de Sherezade, la condena de sentirse obligado a relatar las más de mil y una noches de su aventura carcelaria, exponiendo las pruebas a las que fue sometido para demostrar su inocencia (tal era el significado de "ordalía" en la Edad Media) ante los "Guardianes de la Prosperidad"».

P. C., abc Literario, 21/4/1995

«"Todas las miserables minucias que permiten a la Autoridad entronizarse, suficiente y mórbida, en el seno del orden", Abdellatif Laâbi resume así su intenso y comprensible asqueamiento por toda forma de opresión. La frase-yunque da paso al exorcismo de 220 páginas que subyace en El camino de las ordalías, la novela publicada en 1982 por este escritor marroquí que pasó ocho años y medio en las cárceles del rey Hassan ii por "atentado contra la seguridad del Estado", es decir, por pensar distinto? "Cuando salí de la cárcel ?recuerda sentado en el jardín de la fundación Olivar de Castillejos-?, viví un auténtico desdoblamiento de la personalidad, era un hombre libre tan solo entre comillas? En realidad era como un recién nacido; y seguía funcionando como un prisionero, pese a estar en la calle. Necesitaba volver a ser normal, y escribir este libro me sirvió para soldar mis dos partes: el hombre libre y el carcelario"».

Fragmentos de la entrevista con Borja Hermoso, El Mundo, 6/5/1995

«Sin dejar de ser un crudo testimonio, no se describen anécdotas ni se dan a conocer fechas y datos? Por eso tampoco resulta extraño que no encontremos en ella ningún personaje en el sentido tradicional del término?, sino un sujeto lírico situado entre las costuras de una estructura rapsódica y fragmentaria».

AUTOR/A

LAÂBI, ABDELLATIF

Nació en 1942, en Fez, en el seno de una familia de artesanos. Se licenció en letras en Rabat. Entre 1962 y 1964 participó en el primer grupo de teatro universitario marroquí, con el que representó obras de Brecht y Arrabal. En 1966 fundó, en unión de otros poetas marroquíes de expresión francesa, la revista Souffles, de la que aparecieron 22 números, en los que también participaron poetas argelinos y tunecinos, con lo que acabó convirtiéndose en órgano de expresión de las nuevas generaciones magrebíes. A partir de 1968 la revista pasó a escribirse también en árabe, y, con la incorporación de Abraham Serfaty y otros intelectuales progresistas, adoptó un contenido marcadamente sociopolítico. En 1969 el grupo animador de Souffles creó Ediciones Atlantes, donde ese mismo año Laâbi publicó El ojo y la noche y el año siguiente una Antología de la poesía palestina de combate. En 1971 apareció la revista Anfas, (Souffles en árabe) nuevo órgano de la izquierda marroquí también animado por Laâbi y los redactores de Souffles, pero en enero del año siguiente Laâbi y Serfaty fueron detenidos en unión de numerosos profesores y estudiantes. La magnitud de las protestas hizo que fueran puestos en libertad provisional; sin embargo, en marzo Laâbi y la mayoría de los redactores de Souffles y Anfas volvieron a ser detenidos. Laâbi, acusado de ?atentar a la seguridad del Estado?, fue condenado a diez años de cárcel. Poco después se publicó en Francia El árbol de hierro florido, su primer libro de poemas escrito en la cárcel. En 1976, también en Francia, El reino de barbarie y Poemas orales. En 1977, por iniciativa de la revista Barbare, animada en Francia por Ghislain Ripault, se creó un comité para la liberación de Laâbi. Esta misma revista publicó al año siguiente Crónicas de la ciudadela del exilio (cartas y poemas de prisión de Laâbi escritos entre 1972 y 1977). En 1979 se creó un comité internacional por su liberación en el que participaban las revistas Esprit, La Quinzaine littéraire, Barbare y otras, así como numerosos intelectuales. En 1980 se reeditó El reino de barbarie y aparecieron Historia de los siete crucificados de la esperanza y Oraciones marcadas con hierro al rojo vivo; el Pen Club francés le concedió el Premio de la Libertad, que compartió con Lidia Chukuskaia y Armando Valladares. Finalmente, fue liberado en junio junto con otros ochenta y nueve presos políticos. En 1981 se publicó en Beirut, en árabe, una antología de sus poemas titulada Frente de esperanza y, en Francia, Bajo la mordaza, el poema, que recoge El árbol de hierro florido y otros escritos de la cárcel. En 1985 publicó una nueva colección de poemas, Discursos sobre la colina árabe, seguida al año siguiente de A flor de piel. En 1985 había aparecido también La quemazón de las interrogaciones, una serie de entrevistas realizadas por Jacques Alessandra. Sus últimos libros de poemas ?El sol se muere (1992), El abrazo del mundo (1993), Spleen de Casablanca (1996), Poemas perecederos (2000)-- constituyen un punto de inflexión fundamental en su trayectoria literaria [El camino de las ordalías, col. letras del oriente y del mediterráneo, nº 11; Fez es un espejo, id. nº 28].<BR><BR>Ediciones del Oriente y del Mediterraneo

Imagen de cubierta: FEZ ES UN ESPEJO
16,00€