Usted está aquí

Imagen de cubierta: EL SENTIDO ESTÁ EN LA CALLE

EL SENTIDO ESTÁ EN LA CALLE

JAQUE, VÍCTOR

ISBN: 
978-84-608-2145-8
Coleccion del libro: 
Idioma: 
Castellano
Número de páginas: 
56
Dimensiones:
120x160
Fecha edición:01/10/2016
Materia: 
descripcion alternativa Versión para impresión
Libro de la Distribuidora Traficantes de Sueños

Este libro tiene disponibilidad inmediata.

Preventa. Este libro se puede adquirir pero no se enviará hasta que el libro se edite y llegue a nuestros almacenes.

3,00€
?La obra de Víctor Jaque (1971) sigue el camino del arte crítico tratando, por una parte, de politizar la vida cotidiana, es decir, de analizar la forma de la dominación que se dan en los distintos espacios y momentos de la transcurrencia diaria y que resultan inapreciables; por otra, de restaurar la verdadera naturaleza de las imágenes que llenan las ciudades, atacando la distorsión que en la realidad ha producido con ellas la ideología dominante.
Un ejemplo del primer caso es el desplazamiento que hace del signo de reciclaje que señala el proceso por el que elementos desechos se convierten en nuevos productos intentando volver al producto de partida. Al transformar las flechas por figuras funcionales del poder (un antidisturbios, un sacerdote y un empresario) reconoce que los cambios en las figuras de la dominación no alteran la dominación misma. Aquí Jaque coloca al espectador ante un callejón sin salida: o hay ruptura o no hay solución.
Un ejemplo del segundo caso es el uso que hace de la pietà de Miguel Ángel, un grupo escultórico realizado en el siglo XV, fundamental para el cristianismo en tanto que muestra de amor, de respeto reverencial hacia Cristo, en el que Jaque cambia la figura religiosa por los nuevos condenados sociales: un mapuche (pueblo asediado por el Estado chileno), un travesti o un activista. ¿Se trata de una burla, un sacrilegio, una profanación de una figura sagrada? Más bien es una obra que reclama un gesto del espectador que la ve: un gesto que le obliga a tomar posición y colocarse entonces o del lado de la jerarquía religiosa o del lado de los nuevos rechazados y vejados.

La obra de Jaque forma parte de ese arte crítico posmoderno que trabaja a partir de materiales ya segregados por la ideología dominante. Su obra es el resultado de procesos de postproducción, esto es, de reapropiación por los que se interpreta, reproduce, reexpone o utiliza elementos u obras realizadas por otros o productos culturales disponibles (Borriaud). Puesto que son obras o elementos que ya circulan, su labor tiene que operar a partir de los significados acumulados en la obra. Por eso, lo fundamental de estas obras no es tanto su elaboración técnica como la producción de una idea.? (tomado del prólogo al libro El sentido está en el arte).

Recomendaciones