FEZ ES UN ESPEJO

EL FONDO DE LA TINAJA
Imagen de cubierta: FEZ ES UN ESPEJO
Price: 16,00€
Este libro tiene disponibilidad inmediata
Libro de la Distribuidora Traficantes de Sueños
Coleccion del libro: 
Idioma: 
Castellano
Número de páginas: 
256
Dimensiones: 210 cm × 130 cm × 0 cm
Fecha de publicación: 
ISBN: 
978-84-96327-04-7

Fez es un espejo, la novela del escritor marroquí Abdellatif Laâbi, cuyo nombre se hizo popular entre nosotros a raíz del poema «Pueblo de Madrid, perdón», que dedicó a las víctimas del atentado del 11 de marzo. La medina de Fez, sus usos y costumbres, personajes de otro tiempo que aún pueblan el intrincado dédalo de sus callejuelas, el mundo de la infancia y la primera adolescencia, la escuela, el despertar de la lucha anticolonialista... narrados con ironía y humor en un delicioso relato autobiográfico del gran poeta marroquí.

«Laâbi es uno de los más grandes poetas vivos de Marruecos y como ciudadano pertenece a la multitud de compatriotas que no han tenido una vida fácil bajo el régimen de Hasan ii: su compromiso democrático le llevó a ser encarcelado en 1972? Con tales antecedentes, lo lógico habría sido una autobiografía de ceño fruncido. Pero Laâbi opta por todo lo contrario: un libro transparente, enamorado de los multicolores cielos de Fez, libro repleto de niños y grandes que juegan, se gastan bromas, aplican trucos para ir tirando. Y, más que nada, libro enamorado de una vida familiar que fue feliz gracias a unos padres cariñosos y listos. Laâbi los retrata con ternura, pero nunca con sentimentalismo: al revés, echa mano de la comedia para trazar sobre todo un personaje impar, el de Guita, su madre, rezongona con razón contra todas las obligaciones que le caen, espíritu libre ante los abusos de la autoridad, doméstica o política. Hablando de política: la narración de las luchas por la independencia y la pasión por el rey legítimo (Mohamed v) exilado por los franceses es vívida y verosímil; y lo es precisamente por el humor, por recordar detalles como que la vox populi sabía que el exilado estaba confinado en Madame Cascar (Madagascar)? La lectura de esta autobiografía viene a demostrar lo cercano de las infancias vividas en esos años a uno y otro lado del Estrecho».

Miguel Bayón, «Mosquito en la Medina», El País/ Babelia, 31/12/2004

«Relato autobiográfico de la infancia del autor, lleno de desparpajo, felicidad infantil y buen humor».

Ángel García Prieto, Mundo Cristiano, mayo 2005

«La sólida carrera literaria del escritor marroquí Abdellatif Laâbi, así como la riqueza y singularidad de su peripecia vital lo sitúan en una posición inmejorable para emprender un proyecto autobiográfico de las características de Fez es un espejo, que aborda de manera nada complaciente aqueños años cruciales del último tramo de la colonización a principios de la década de los cincuenta del siglo pasado.

»Nacido en una humilde familia de la medina de Fez ?su padre era talabartero? Laâbi fue testigo de los cambios que sacudieron a su sociedad. La ciudad de Fez bajo el protectorado francés era un mundo en transformación, en el que Radio Medina (el boca a boca) se ve sustituida por el aparato de radio ?cubierto con un pañuelo bordado sobre el que descansa un jarrón de flores artificiales», que además de emitir las noticias deleitaba con la voz de los grandes de la música árabe. No obstante, no se deja llevar por la tentación del testimonio histórico o político y en su relato prima siempre la voz autobiográfica y la mirada del niño.

Fez es un espejo presenta lo que ya son ingredientes clásicos de los relatos autobiográficos de esta época en el mundo árabe ?la familia, la escuela, los juegos en la calle, el cine y también la felicidad y las travesuras de la infancia?. Con un sentido del humor cercano a la parodia muy característico de Laâbi, sus primeros días en la escuela colonial le sirven para realizar un sugerente contraste entre el contenido de los libros de texto franceses y la vida en la medina de Fez, con su galería de personajes y ritos de ramadán?

»Magistral es la deconstrucción en toda regla que lleva a cabo del conocido episodio histórico-mágico, cuando, en pleno apogeo de la lucha nacionalista en Fez, corrió el rumor de que se veía en la luna el rostro del sultán (futuro rey Mohamed v) deportado en Magadascar, preludio de su regreso triunfal al país y recta final, por tanto, del colonialismo. Son momentos de alto voltaje literario y de gran riqueza histórica».

Gonzalo Fernández Parrilla, «Fez es un espejo», Al-Andalus/Magreb, nº 12, 2005

AUTOR/A

LAÂBI, ABDELLATIF

Nació en 1942, en Fez, en el seno de una familia de artesanos. Se licenció en letras en Rabat. Entre 1962 y 1964 participó en el primer grupo de teatro universitario marroquí, con el que representó obras de Brecht y Arrabal. En 1966 fundó, en unión de otros poetas marroquíes de expresión francesa, la revista Souffles, de la que aparecieron 22 números, en los que también participaron poetas argelinos y tunecinos, con lo que acabó convirtiéndose en órgano de expresión de las nuevas generaciones magrebíes. A partir de 1968 la revista pasó a escribirse también en árabe, y, con la incorporación de Abraham Serfaty y otros intelectuales progresistas, adoptó un contenido marcadamente sociopolítico. En 1969 el grupo animador de Souffles creó Ediciones Atlantes, donde ese mismo año Laâbi publicó El ojo y la noche y el año siguiente una Antología de la poesía palestina de combate. En 1971 apareció la revista Anfas, (Souffles en árabe) nuevo órgano de la izquierda marroquí también animado por Laâbi y los redactores de Souffles, pero en enero del año siguiente Laâbi y Serfaty fueron detenidos en unión de numerosos profesores y estudiantes. La magnitud de las protestas hizo que fueran puestos en libertad provisional; sin embargo, en marzo Laâbi y la mayoría de los redactores de Souffles y Anfas volvieron a ser detenidos. Laâbi, acusado de ?atentar a la seguridad del Estado?, fue condenado a diez años de cárcel. Poco después se publicó en Francia El árbol de hierro florido, su primer libro de poemas escrito en la cárcel. En 1976, también en Francia, El reino de barbarie y Poemas orales. En 1977, por iniciativa de la revista Barbare, animada en Francia por Ghislain Ripault, se creó un comité para la liberación de Laâbi. Esta misma revista publicó al año siguiente Crónicas de la ciudadela del exilio (cartas y poemas de prisión de Laâbi escritos entre 1972 y 1977). En 1979 se creó un comité internacional por su liberación en el que participaban las revistas Esprit, La Quinzaine littéraire, Barbare y otras, así como numerosos intelectuales. En 1980 se reeditó El reino de barbarie y aparecieron Historia de los siete crucificados de la esperanza y Oraciones marcadas con hierro al rojo vivo; el Pen Club francés le concedió el Premio de la Libertad, que compartió con Lidia Chukuskaia y Armando Valladares. Finalmente, fue liberado en junio junto con otros ochenta y nueve presos políticos. En 1981 se publicó en Beirut, en árabe, una antología de sus poemas titulada Frente de esperanza y, en Francia, Bajo la mordaza, el poema, que recoge El árbol de hierro florido y otros escritos de la cárcel. En 1985 publicó una nueva colección de poemas, Discursos sobre la colina árabe, seguida al año siguiente de A flor de piel. En 1985 había aparecido también La quemazón de las interrogaciones, una serie de entrevistas realizadas por Jacques Alessandra. Sus últimos libros de poemas ?El sol se muere (1992), El abrazo del mundo (1993), Spleen de Casablanca (1996), Poemas perecederos (2000)-- constituyen un punto de inflexión fundamental en su trayectoria literaria [El camino de las ordalías, col. letras del oriente y del mediterráneo, nº 11; Fez es un espejo, id. nº 28].<BR><BR>Ediciones del Oriente y del Mediterraneo

Imagen de cubierta: EL CAMINO DE LAS ORDALÍAS
15,00€