LA INSURRECCIÓN EN DUBLÍN

Imagen de cubierta: LA INSURRECCIÓN EN DUBLÍN
Price: 15,00€
Este libro tiene disponibilidad inmediata
Libro de la Distribuidora Traficantes de Sueños
Editorial: 
Coleccion del libro: 
Idioma: 
Castellano
Traductor/a: 
Número de páginas: 
124
Dimensiones: 210 cm × 150 cm × 0 cm
Fecha de publicación: 
2019
ISBN: 
978-84-17903-23-7

La insurrección de Dublín es un diario que refleja, en primera persona, cómo se vivió el Alzamiento de Pascua de abril de 1916 en la capital irlandesa, antecedente directo de la independencia del país respecto al Reino Unido. Hoy, más de cien años después, en un mundo dónde las naciones sin estado propio siguen ocupando las portadas de los periódicos, parece interesante, y casi necesario, revisar cómo se sucedieron los hechos en un mundo sin redes sociales.

Stephens relata como durante la insurrección, la mayor parte de los dublineses en el centro de la ciudad quedaron sumidos en un total desconocimiento de lo que realmente sucedía. Declarado el estado de sitio, sin periódicos, sin medios de comunicación, la gente quedo librada a sus propios recursos para conseguir el más mínimo dato que le permitiera interpretar el caos que la rodeaba. ?La barbarie es mayormente la ausencia de noticias?, observa Stephens al quinto día. La noticia es reemplazada por el rumor. Éste diario documenta, especialmente, no tanto lo que pasa, sino lo que se dice que está pasando.

Nada está escrito. Aunque los acontecimientos de Dublín se resolvieron con la derrota de los alzados después de una semana de combates, abrieron la puerta a que en 1921 se creara y reconociera el Estado Libre Irlandés.

AUTOR/A

STEPHENS, JAMES

Nacido el mismo día que James Joyce, el 2 de febrero de 1882, James Stephens se crió en los suburbios del norte de Dublín y más tarde en un orfanato, donde aprendió mecanografía. Trabajó como oficinista y colaboró en el periódico Sinn Féin. Tras ser descubierto por el poeta George Russell, conoció a Yeats, George Moore y al propio Joyce. Entre abril de 1911 y febrero de 1912 publicó La hija de la mujer de la limpieza por entregas en The Irish Review, y, ese mismo año, en forma de libro. Vivió en París y Londres, donde murió en 1950.