Usted está aquí

Imagen de cubierta: LENIN SEPULTURERO DE LA REVOLUCIÓN

LENIN SEPULTURERO DE LA REVOLUCIÓN
INFORME DE MI ESTANCIA EN LA URSS

LEVAL, GASTON - PESTAÑA, ÁNGEL

ISBN: 
978-92-0-052304-5
Coleccion del libro: 
Idioma: 
Castellano
Número de páginas: 
125
Dimensiones:
105x150
Fecha edición:01/11/2017
Materia: 
descripcion alternativa Versión para impresión
Libro de la Distribuidora Traficantes de Sueños

× Este libro se puede adquirir pero el plazo de entrega será un poco más largo de lo habitual. Disculpen las molestias.

Preventa. Este libro se puede adquirir pero no se enviará hasta que el libro se edite y llegue a nuestros almacenes.

5,00€
En1917 la Revolución Rusa proyectó ?un poderoso rayo de simpatía entre los obreros de todo el mundo?. Dos fueron los delegados anarcosindicalistas enviados por la CNT a Moscú al II y III Congreso de la III Internacional y recabar información para, a partir de ahí, poder hacerse una idea de primera mano y valorar si la Confederación apoyaría o no a la Rusia soviética: en 1920 lo hizo Ángel Pestaña y en 1921, Gastón Leval. El informe de mi estancia en la URSS redactado por Pestaña resulta un valioso documento histórico sobre los manejos del PC ruso y los obstáculos que la CNT y otras organizaciones obreras apolíticas encontraron en Moscú, lo que conllevó posteriormente su no adhesión. El texto de Leval, Lenin, sepulturero d la revolución es un trabajo retrospectivo de crítica a la figura de un Lenin insensible y henchido de poder, en un momento aún convulso en el que los bolcheviques se empleaban en barrer toda oposición, preludiando la dictadura estalinista.

Recomendaciones

Aún no hay recomendaciones.

PESTAÑA, ÁNGEL

Ángel Pestaña (San Tomás de las Ollas, 1886-Barcelona, 1937) fue secretario general de la CNT (1929), fundador del Partido Sindicalista (1932) y diputado en Cortes Generales por la provincia de Cádiz en 1937. Con 15 años empezó a manifestar su interés por la justicia social, lo que le llevó a ser detenido en Sestao por su participación en una conferencia en defensa de la jornada laboral de ocho horas. Desde entonces, su lucha anarcosindicalista no cesó hasta su muerte.

No hay comentarios
Añadir nuevo comentario