Usted está aquí

Imagen de cubierta: POR UNA SOCIOLOGÍA DE LA VIDA COTIDIANA

POR UNA SOCIOLOGÍA DE LA VIDA COTIDIANA

IBAÑEZ ALONSO, JESÚS

ISBN: 
978-84-323-1635-7
Editorial: 
Coleccion del libro: 
Idioma: 
Castellano
Número de páginas: 
304
Dimensiones:
140x220
Fecha edición:01/07/2014
Materia: 
descripcion alternativa Versión para impresión

Este libro tiene disponibilidad inmediata.

Preventa. Este libro se puede adquirir pero no se enviará hasta que el libro se edite y llegue a nuestros almacenes.

17,50€
Nada está acabado o es concluso en la obra de Jesús Ibáñez y sí, por el contrario, despierto y vibrante. Por una sociología de la vida cotidiana es un libro de fragmentos heterogéneos y representativos, piezas de emoción política e intelectual que atraviesan el tiempo, en los que trata desde la sociología a la física, del psicoanálisis a la política, desde las matemáticas a la literatura a la filosofía? Ibáñez discute en este libro, en que aparecen los rasgos inequívocos de la personalidad del autor, contra todo.
Pocas veces un intelectual de la talla de Jesús Ibáñez ha metabolizado con mayor facilidad el pensamiento y la realidad, la crítica política y la acción en un libro de partículas vivas, bocados de lo real: El sexo, la casa, los periódicos, la sociedad, los juguetes, el salón, nada en donde se pueda vivir, comer y dormir es ajeno a este libro.

Recomendaciones

IBAÑEZ ALONSO, JESÚS

Jesús Ibáñez fue el único hijo de una madre soltera, propietaria de un pequeño comercio y de algunas vacas en la aldea de San Pedro del Romeral, en el Valle del Pas (Cantabria). Muy pronto le interesó la filosofía y decidió estudiar Ciencias Políticas trasladándose a Madrid.<BR>En la facultad de Ciencias Políticas y Económicas de la Universidad de Madrid, más tarde Universidad Complutense de Madrid, entró en contacto con disidentes que se convertirían en figuras importantes del pensamiento español, como Alfonso Sastre o Ignacio Aldecoa.

A modo de nota aclaratoria y agradecimientos, por Esperanza Martínez-Conde<BR><BR>Desde la cercanía?, por Gérard Imbert<BR><BR>Prólogo, por Vicente Verdú<BR><BR>PRIMERA PARTE<BR><BR>VIDA COTIDIANA: FRAGMENTOS DE UNA REALIDAD SOCIAL<BR><BR>I. LA CAZA DEL CONSUMIDOR<BR><BR>Historias de un cazador<BR><BR>El consumo de signos<BR><BR>Los caminos de la libertad<BR><BR>II. LA MUERTE DEL VINO<BR><BR>III. LA CASA EN LA SOCIEDAD DE CONSUMO: EL CUERPO EXPULSADO<BR><BR>Cuerpo de amo<BR><BR>La casa encendida<BR><BR>La casa vacía<BR><BR>El cuerpo exiliado<BR><BR>IV. EL SALÓN: UNA EXPOSICIÓN PERMANENTE<BR><BR>La casa («Hogar, dulce hogar»)<BR><BR>El cuarto de estar<BR><BR>El salón («Putas: ¡al salón!»)<BR><BR>V. DE LA FAMILIA AL GRUPO: EL GRUPO COMO BUCLE EN EL ÁRBOL FAMILIAR<BR><BR>La familia<BR><BR>La sociedad<BR><BR>Un bucle en el árbol<BR><BR>VI. MASCULINO/FEMENINO - PRODUCCIÓN/SEDUCCIÓN<BR><BR>VII. MADRID-2: DOS CIUDADES A ELEGIR<BR><BR>VIII. LENGUAJE, ESPACIO, SEGREGACIÓN SEXUAL<BR><BR>La lengua: una máquina machista<BR><BR>La diferencia: ¿la picha o el coño?<BR><BR>La mujer: mediadora universal de gracias y desgracias<BR><BR>Poniendo los pies en la tierra<BR><BR>Lo que tejía Penélope<BR><BR>Del laberinto a la muerte<BR><BR>IX. EL SEXO DÉBIL HACE GIMNASIA VERBAL<BR><BR>X. DEL CONTINENTE AL ARCHIPIÉLAGO<BR><BR>Metáfora<BR><BR>Metonimia<BR><BR>XI. LOS FUTUROS DE LA CIUDAD<BR><BR>Las flechas del tiempo<BR><BR>La ciudad: una fábrica de mierda<BR><BR>Uno o muchos futuros<BR><BR>Ciencia y/o ficción<BR><BR>Futuros rosa y negro para la ciudad<BR><BR>Juventud, divino tesoro<BR><BR>SEGUNDA PARTE<BR><BR>COMUNICACIÓN Y PUBLICIDAD: LA PRODUCCIÓN DE LA REALIDAD<BR><BR>XII. PUBLICIDAD: LA TERCERA PALABRA DE DIOS<BR><BR>Prólogo en el cielo<BR><BR>Las promesas de dios<BR><BR>(Re)creación del mundo<BR><BR>De la competencia a la disponibilidad<BR><BR>Los productos: metáforas<BR><BR>Los consumidores: metonimias<BR><BR>Del mensaje al masaje<BR><BR>Epílogo en el infierno<BR><BR>XIII. LA PUBLICIDAD, UN REMEDIO CONTRA EL PÁNICO<BR><BR>La publicidad, un remedio contra el pánico<BR><BR>El sentido del sentido<BR><BR>La publicidad<BR><BR>La escena<BR><BR>El mensaje<BR><BR>El masaje<BR><BR>XIV. EL DIN Y EL DON DE LOS REGALOS<BR><BR>El intercambio de regalos<BR><BR>Gracias y dones<BR><BR>La lógica del intercambio<BR><BR>XV. EL PAÍS: UN DISPOSITIVO DE PRODUCCIÓN DE REALIDAD<BR><BR>Producción de verdad<BR><BR>Dispositivos de producción de valor<BR><BR>Ley de Greshan<BR><BR>Prensa y realidad<BR><BR>Rapto del país por EL PAÍS<BR><BR>Una o muchas realidades<BR><BR>XVI. LA MENTIRA OS HARÁ «LIBRES»<BR><BR>XVII. ¿QUÉ ES VERDAD?<BR><BR>XVIII. UN INFIERNO A LA MEDIDA DE NUESTRO DESEO<BR><BR>Una sociedad de escasez<BR><BR>Un consumo sólo de signos<BR><BR>Unos signos que segregan y jerarquizan<BR><BR>La medida de nuestros deseos<BR><BR>Las puertas del infierno<BR><BR>XIX. UNA PUBLICIDAD QUE SE ANUNCIA A SÍ MISMA<BR><BR>Capitalismo de producción y capitalismo de consumo<BR><BR>Informarse de y dar forma a<BR><BR>Publicidad referencial y publicidad estructural<BR><BR>Cosas y signos<BR><BR>Marca de productos y marca de consumidores<BR><BR>XX. LA RESPONSABILIDAD DE LOS INTELECTUALES<BR><BR>Responsabilidad<BR><BR>Los intelectuales<BR><BR>Responsabilidad de los intelectuales<BR><BR>TERCERA PARTE<BR><BR>CIENCIA-FICCIÓN: LA INVENCIÓN DE LA REALIDAD<BR><BR>XXI. EL DESEO DE SER MUJER<BR><BR>Editorial feminista<BR><BR>XXII. LA FUGA DE LA FUGA DE LA FUGA<BR><BR>Impacto social<BR><BR>XXIII. UN MUNDO Y LOS OTROS MUNDOS<BR><BR>Orfeo y Eurídice<BR><BR>Nuevo foco<BR><BR>XXIV. ABISMOS DE LA REALIDAD<BR><BR>Ciencia y mito<BR><BR>Un correr jadeante<BR><BR>XXV. DIOS NO SUPO CONTESTAR<BR><BR>XXVI. UN NUDO EN LA NADA<BR><BR>XXVII. LOS DIOSES QUE NOS SUEÑAN<BR><BR>XXVIII. EL ABRAZO DE LOS ESPEJOS, EL PODER FATAL DE LA TÉCNICA<BR><BR>XXIX. PACTOS DE INCERTIDUMBRE: LA MALICIOSA INDIFERENCIA DE DIOS<BR><BR>XXX. TIERNOS TORTURADORES (O QUÉ ROLLO TAN CHUNGO)<BR><BR>XXXI. EL SEXO DE LOS ÁNGELES O LOS TRISTES CAMINOS DE LA ENTROPÍA<BR><BR>XXXII. LA MALA UVA DE KARL MARX<BR><BR>XXXIII. EL SUEÑO DE HIERRO<BR><BR>Bibliografía<BR><BR>Índice de nombres

No hay comentarios
Añadir nuevo comentario