Usted está aquí

Imagen de cubierta: MANUAL DE MAPEO COLECTIVO

MANUAL DE MAPEO COLECTIVO
RECURSOS CARTOGRÁFICOS CRÍTICOS PARA PROCESOS TERRITORIALES DE CREACIÓN COLABORATIVA

ICONOCLASISTAS

Licencia: 
CC BY-NC-SA
ISBN: 
978-987-27390-7-2
Editorial: 
Coleccion del libro: 
Idioma: 
Castellano
Número de páginas: 
82
Dimensiones:
200x200
Fecha edición:01/07/2014
descripcion alternativa Versión para impresión
Libro de la Distribuidora Traficantes de Sueños

Este libro tiene disponibilidad inmediata.

Preventa. Este libro se puede adquirir pero no se enviará hasta que el libro se edite y llegue a nuestros almacenes.

12,00€
Una buena nueva: Iconoclasistas, uno de los grupos más destacados y activos dentro del activismo artístico surgido en las últimas décadas, cuya eclosión ha reformulado no solo los modos de hacer política sino también los del entender la práctica artística, acaba de publicar su primer libro.

Desde 2008 , Iconoclasistas viene siendo convocado para realizar decenas de talleres de mapeo colectivo y mostrar sus producciones gráficas en casi toda América Latina, Europa e incluso más allá, trabajando con grupos de vecinos o estudiantes secundarios, historiadores, geógrafos, médicos, diseñadores o arquitectos, activistas de diversos movimientos sociales, organizaciones indígenas o instituciones académicas. Muchos participantes impulsaron luego nuevos talleres que multiplicaron los ejercicios cartográficos colectivos sobre las realidades más diversas y complejas: desde la situación de un barrio cordobés poblado por una nutrida comunidad de inmigrantes de países limítrofes y afectado por problemas de salud asociados a la presencia de metales pesados, hasta la red de huertas comunitarias en Berlín, desde los trayectos cotidianos de alumnos de un colegio secundario en Montevideo, hasta un extenso trabajo con la historia de los movimientos sociales y ambientalistas del Perú.
Resultantes de esa vasta práctica, han surgido dispositivos gráficos como ?La república de los cirujas?, un acercamiento cartográfico al trabajo y la vida cotidiana de las personas que viven en (y de) el mayor basurero o ?usando el eufemismo oficial- ?relleno sanitario? del país, situado en las inmediaciones del camino del Buen Ayre, o ?La Carteloneta?, producida con las vecinas de la Barceloneta para denunciar que el plan de instalar ascensores en el barrio implicaba un primer escalón del desalojo de los viejos pobladores en pos de la especulación inmobiliaria y la gentrificación.
El grupo sostiene a la vez una notable circulación en el mundo del arte. Su capacidad de moverse dentro y fuera de ese circuito puede leerse como una respuesta en acto a la pregunta acerca de si lo que hacen es arte o es política. Entienden y practican la producción artística como una herramienta para incidir en la transformación política. El ámbito artístico les provee de recursos, les permite ocupar espacios de visibilidad tales como exposiciones, congresos o bienales, los apoya y premia (por ejemplo, en 2012 el Mapeo Colectivo ganó el premio de la Bienal Iberoamericana de Diseño en la sección ?Diseño Gráfico y Comunicación Audiovisual?) , todas circunstancias que aprovechan para interpelar nuevos públicos y generar nuevos ?artistas mapeadores? como ellos.
Mapeo de agit-pop

La práctica cartográfica colectiva que impulsa Iconoclasistas se propone como una herramienta para volver visibles los problemas más acuciantes de un territorio y sus efectos sobre la cotidianidad de quienes lo pueblan. Pero el ejercicio cartográfico no solo señala penurias: también sirve para conectar y poner en relación las iniciativas y organizaciones que se proponen resistir y transformar un estado de situación, volver un espacio más habitable y menos hostil.
El libro incluye una conversación de Iconoclasistas y el Colectivo Tinta Limón, que asume la forma de once sintéticas tesis que se proyectan a lo que urge ser mapeado: agro-negocios, mega-extractivismo, economía-narco, bandas armadas. Las nuevas formas de conflictividad social, violencia y disputa territorial que sacuden América Latina definen ?un campo de batalla radicalmente no tradicional? que necesitamos vislumbrar y pensar. También las tesis señalan el riesgo de que las cartografías puedan servir para la ?contrainsurgencia?, es decir, provean datos y evidencien tramas de relación al poder. Aún así, rescatan ante todo la capacidad de herramientas como el mapeo colectivo ?entre otras, claro está- para encarar la transformación de nuestras complejas realidades. ?Mapear-interpretar-transformar se vuelve una tarea simultánea y siempre en movimiento?, en la medida en que articula una inteligencia colectiva que de otra manera no aparece articulada.
?Más que de mapas, es mejor hablar de mapear, del mapeo como actividad?, sostiene el libro. Por ello, no se detiene en exhibir los mapas, sino en describir cómo hacer mapas por venir. El atlas colectivo no está contenido en este libro distante de cualquier lujo. El atlas está fuera de él, en sus efectos potenciales y esperanzadas aspiraciones.
No se trata de llegar a mapas definitivos sino de ejercitar el mapeo, como continuo inacabado: ?El mapeo es un medio, no un fin?. La actividad de mapear implica un proceso subjetivo de representar gráficamente un territorio, tenga la escala que tenga (un continente, un país, una ciudad, un barrio, una calle, una casa, un cuerpo, nuestro cuerpo). Mirar, narrar, revisar nuestros trayectos cotidianos, las marcas que portamos, todo eso que ha quedado invisible de tan naturalizado que nos resulta, y de golpe asume nueva luz al entrecruzarse con la mirada y la experiencias de otros.
Un instruccionario

Desde su nombre, el libro se propone como un manual: no reniega de su aspiración de ser recurso pedagógico. Su condición ?manual? también alude a lo artesanal o hecho con las manos, sin más que tijera, lápiz y fotocopias: estos mapas no son elaboraciones especializadas, sino registros sensibles y creativos de cómo experimentamos ?cualquiera de nosotros- un territorio.
Este manual quiere desatar prácticas e instruye para ello, transmite un conocimiento acumulado para liberarlo e incitar a otros a multiplicar sus propios ejercicios de mapeo. Socializar, con pelos y señales una experiencia, para que sus impulsores o ?facilitadores? no resulten imprescindibles. Un saber teórico pero nada hermético; un saber práctico, preciso y concreto. El manual es un libro que no se ensimisma ni se basta a sí mismo, sino que se desborda y solo se completa en sus derivas. Un dispositivo de acción que incluye consejos para organizar un encuentro de mapeo: cómo disponer el espacio, el tiempo, qué materiales son más baratos, cómo preparar y usar los íconos, qué ejercicios lúdicos proponer para iniciar la dinámica de trabajo, cómo visibilizar los resultados y dar proyección futura a la experiencia.
Así, el libro quiere contribuir a socializar una herramienta de organización colectiva, para la creación de prácticas colaborativas de resistencia y transformación. Durante la primera presentación del libro en la sede de la FM La Tribu, los Iconoclasistas contaron que les llegan cotidianamente más propuestas e invitaciones para hac

Recomendaciones

ICONOCLASISTAS

Somos un dúo que desde el año 2006 combina el arte gráfico, los talleres creativos y la investigación colectiva a fin de producir recursos de libre circulación, apropiación y uso, para potenciar la comunicación, tejer redes de solidaridad y afinidad e impulsar prácticas colaborativas de resistencia y transformación. Nuestra práctica se extiende por y mediante una red dinámica de afinidad y solidaridad construida a partir de compartir e impulsar proyectos libres y talleres colectivos por Argentina, Latinoamérica y Europa. -

No hay comentarios
Añadir nuevo comentario