Usted está aquí

Imagen de cubierta: ANTE EL DERRUMBRE

ANTE EL DERRUMBRE
LA CRISIS Y NOSOTROS

HERNÀNDEZ I MARTÍ, GIL-MANUEL

ISBN: 
978-84-16316-01-4
Editorial: 
Coleccion del libro: 
Idioma: 
Castellano
Número de páginas: 
132
Dimensiones:
160x230
Fecha edición:01/01/2015
descripcion alternativa Versión para impresión
Agotado
9,00€
Este es un libro de agitación. De agitación hacia afuera y de agitación hacia adentro. Porque necesitamos ser agitados, especialmente por dentro, para ver si así descubrimos esas potencialidades que siempre ha estado con nosotros, aunque adormecidas por las inercias, ilusiones y miedos inherentes al sistema que nos socializó y que, día a día, ha ido moldeando nuestras psiques para que se hagan obedientes, conformistas y perezosas. No es este, por tanto, un libro ni complaciente ni indulgente. Antes bien busca incomodar, incordiar, incitar a la duda, como método hacia la introspección y la reflexión sobre nosotros y el mundo. Dicho de otro modo: debemos sentir el malestar para hacer algo provechoso con ello.

El título ya intenta apuntar la hoja de ruta: Ante el derrumbe. La crisis y nosotros. La enunciación de una realidad cada vez más evidente, la del caótico y progresivo desmoronamiento de una sociedad esquilmada por un sistema capitalista fundado en el engaño, la codicia, el egoísmo y la depredación institucionalizados. Un sistema, identificado con la Modernidad, que tras cada crisis se distorsiona y pervierte más, siendo ya de por sí perverso, hundiendo en la miseria, la exclusión, el abandono y el olvido a tantos seres humanos a los que se niega la posibilidad de realizarse como tales. La crisis actual no solo es otra más de la serie histórica que arrastra el sistema, sino una manifestación global y globalizada de lo descarnadamente cruel y atractivamente seductor que es el capitalismo, que en sí mismo es sinónimo de crisis permanente. Es cierto que hubo otras crisis antes, pero la actual es diferente porque tiene lugar en una esfera mundial, a través de la cual el individuo se torna mundo y el mundo se inserta en cada individuo. Por ello no hay huida posible. Por ello nos toca responsabilizarnos y asumir que nuestra trayectoria vital resulta profundamente afectada por la trayectoria social, económica, demográfica, cultural y ecológica del planeta. Y también sucede al revés, que la manera en que seamos nosotros mismos afecta a lo que sucede en el mundo. Ese es el sentido de afirmar que la crisis nos impacta, del mismo modo que también nosotros contribuimos a ella.

Recomendaciones